MET - Terapia de Ejercicio Médica

Terapia de Ejercicio Médica (MET) – Criterios

MET – La Terapia Ejercicio Médica es una forma tratamiento con base científica y basada en la evidencia que se fundamenta en el modelo biopsicosocial de la función humana.

Los criterios de MET de Oddvar Holten fueron aceptados por el Sistema de Salud y la Administración de Noruega en 1967. Desde entonces, el tratamiento MET ha sido subsidiado nacionalmente por el Seguro Nacional (C32 - MTT) permitiendo hasta 5 pacientes por grupo.

"Una forma de tratamiento donde los pacientes entrenan con equipos de ejercicio especialmente adaptados. El material está diseñado para estimular óptimamente las cualidades funcionales pertinentes, relacionados con varios sistemas del cuerpo, como el neuromuscular, articular, circulatorio y respiratorio. Para conseguir este efecto, el entrenamiento se inicia a partir de posiciones de partida especialmente adaptadas, en las que se realiza el movimiento a través de los rangos de movimiento definidos, o partes del mismo, con la dosis adecuada de carga. Para que el entrenamiento MET tenga efecto, el entrenamiento debe tener al menos una hora de duración (excluyendo la ducha o el cambio de ropa). Antes de comenzar el tratamiento MET, se lleva a cabo una evaluación completa en base a las siguientes áreas: 1) pruebas musculares, 2) pruebas articulares y 3) pruebas funcionales. La evaluación física y la historia del paciente son la base para un programa de entrenamiento individual óptimo y adaptado. A lo largo del período de tratamiento, el paciente recibirá una reevaluación y evaluación continua que garanticen que los ajustes o progresiones necesarios para el programa se lleven a cabo en el momento oportuno. Se permite un máximo de cinco pacientes por grupo de tratamiento", Oddvar Holten (1967)

MET - Desde 1967 hasta la actualidad

MET fue originalmente una forma de tratamiento biomédico con un enfoque en estímulos de entrenamientos específicos cuyo objetivo era provocar cambios en las diversas estructuras de los tejidos blandos. Además, se hizo hincapié en la importancia del entrenamiento libre de dolor y de la realización de los ejercicios correctamente con la técnica apropiada. Con el tiempo, este enfoque ha sufrido cambios, sobre todo el centrar la atención en el cambio de la estructura tisular. A partir de la década de 1990, en lugar de tratar de cambiar o alterar los tejidos blandos como la artritis, desgarros parciales o totales al espesor del tendón, prolapsos u otras condiciones similares, se introdujo el concepto de "entrenamiento funcional". El entrenamiento funcional cambia el centro de atención a lo que el paciente realmente puede lograr y sus propias capacidades.

MET - Un tratamiento biopsicosocial

Tom Arild Torstensen, director del Instituto Holten, ha desarrollado MET hacia un método de tratamiento biopsicosocial. El foco de MET se basa todavía en conceptos originales pero más cada vez se centra en las creencias y actitudes de los pacientes. Por ejemplo, un paciente con dolor constante, incluso en reposo, no puede entrenar sin dolor. En esta situación, el paciente debe aceptar un cierto nivel de dolor asociado al tratamiento MET. La experiencia de dolor, sin embargo, no debe ser interpretada como peligrosa o amenazante, causando ansiedad. Trabajar dentro de un marco biopsicosocial, hace que te encuentres con el paciente donde está en ese momento y en su nivel. Un programa de MET prescrito correctamente, ayudará al paciente a asumir la responsabilidad de sus propios síntomas, el cuerpo y la salud.

MET - comunicación y supervisión continua

Es muy importante que el fisioterapeuta esté cerca, creando un ambiente seguro para que el paciente entrene. Oddvar Holten describió en 1967: "El tratamiento se produce sin ayuda, pero con una supervisión continua.. del fisioterapeuta ". Por aquel entonces aún se pensaba que el fisioterapeuta tenía que estar presente para garantizar que los ejercicios se completaran correctamente. Esto sigue siendo importante hoy en día. Sin embargo, lo más importante es que el paciente tenga la sensación de que se  mueve en un entorno "seguro", creado por el fisioterapeuta simplemente por estar presente en la sala de modulación del dolor. Las preguntas pueden ser respondidas de inmediato, la incertidumbre desaparece y el paciente sabe que la terapia de ejercicio se hace de la manera correcta. Cuando se reduce la incertidumbre y la ansiedad, el dolor disminuye.

El fisioterapeuta también tiene la oportunidad de graduar los ejercicios a medida que el paciente vaya progresando. Es más fácil y más motivador hacer ejercicios cuando sabemos que podemos tener éxito. En la sala de ejercicios/modulación del dolor, el terapeuta se convierte en el entrenador y el motivador, un banco de conocimientos que el paciente puede utilizar y encontrar apoyo para mejorar su nivel de función. Esto a menudo reduce los síntomas del paciente.

MET - ejercicios globales, semi-globales y locales

MET se centran hoy en día en la graduación del ejercicio Es la dosificación lo que proporciona el efecto de tratamiento deseado, y no la elección de ejercicios específicos para los músculos individuales u otras estructuras de tejido blando.

Una dosis de entrenamiento adecuada se logra mediante una combinación de ejercicios GLOBALES (ejercicios de todo el cuerpo), SEMI-GLOBALES (el ejercicio con una extremidad o de la cadena cinética) y LOCALES (ejercicios con una parte de la cadena cinética). Una combinación de ejercicio GLOBALES, SEMI-GLOBALES y LOCALES proporcionan la dosis de ejercicio óptimo para el paciente. Nosotros, en el Instituto Holten creemos firmemente que es la dosis del entrenamiento la que determina su efecto y no la especificidad de un ejercicio. En particular, el uso de ejercicios GLOBALES repetido varias veces en una sesión es una manera emocionante de aumentar la dosis de ejercicio. Cuando se aumenta la dosis de ejercicio, activamos nuestro sistema inhibidor del dolor descendente y por tanto obstaculizamos la entrada nociceptiva en el sistema nervioso central.

MET - El tratamiento con ejercicios constituye la modulación del dolor - un nuevo concepto en fisioterapia

Existe hoy en día una gran cantidad de pruebas y cada vez más la investigación apoya la idea del ejercicio como modulador  del dolor. El objetivo es activar el sistema inhibidor descendente del dolor a través de la producción de opiáceos endógenos en el sistema nervioso central para lograr el control de la entrada nociceptiva. Creemos que la mejor manera de lograrlo es a través de muchas repeticiones en un programa individualizado que combine ejercicios aeróbicos (ejercicios globales), ejercicios de semi-globales y locales. Cuando el paciente está libre de dolor, pueden emplearse los principios del entrenamiento de la fuerza.

MET - La posición de partida y la progresión gradual

Para que la modulación del dolor sea exitosa se requiere que el fisioterapeuta esté en la sala de modulación del dolor/ejercciios, guiando a los pacientes y respondiendo directamente a cualquier pregunta. Esto da la confianza al paciente de que conoce la forma correcta de realizar los ejercicios, evitando efectos nocebo. Si el paciente tiene que entrenar con dolor, existe una gran oportunidad de que el paciente se de cuenta de que no es peligroso entrenar con dolor o sudar un poco. La buena comunicación entre el fisioterapeuta y el paciente en la "sala de modulación del dolor" reduce los factores psicológicos negativos que se asocian con el dolor. La dosis de tratamiento con ejercicios se gradúa inicialmente a un nivel que el paciente pueda tolerar. Juntos, fisioterapeuta y paciente, ajustan el número de ejercicios, carga y rango de movimiento. 

Para tener éxito con este método, es fundamental establecer primero una posición de partida correcta. Esto reduce las reacciones psicológicas negativas asociadas al movimiento y los denominados efectos nocebo. A través de una evaluación específica, los propios pacientes puede determinar la dosis de ejercicio.

MET - 3 series de 30 repeticiones, de 3 a 10 minutos. ¿Por qué 3 series de 30 repeticiones? ¿Por qué tantas repeticiones? La investigación dice lo siguiente. "Para activar el sistema inhibidor descendente del dolor el entrenamiento debe ser o bien corto y de alta intensidad o bien largo y de menor intensidad”.

Muchos pacientes se sienten más cómodos con muchas repeticiones y poca carga. Para los pacientes con dolor, a menudo es una manera más agradable de hacer ejercicio. Durante muchos años hemos aplicado el modelo 3x30. 3x30 se puede cambiar por tres, cuatro o incluso 10 minutos de entrenamiento dinámico continuo. Un programa MET que incorpora 9-11 ejercicios durante 70-90 minutos es ideal para muchos pacientes. Sin embargo, algunos pacientes pueden tolerar solamente 20 minutos o menos inicialmente. Para que el entrenamiento tenga un efecto clínico adicional a las expectativas positivas (placebo), es importante que las progresiones se prescriban gradualmente. Hemos completado muchos estudios clínicos que muestran que nuestro modelo de terapia de ejercicio produce mejoras clínicas significativas para diferentes grupos de pacientes en comparación con las dosis de ejercicio de 20 a 30 minutos. Cuando el paciente empieza a no tener dolor, los principios comunes del entrenamiento de la fuerza pueden ser empleados por el terapeuta. Nuestro objetivo es introducir un nuevo y excitante concepto - "entrenamiento de la modulación del dolor". Es muy importante entender la diferencia entre el entrenamiento de la modulación del dolor y el entrenamiento de la fuerza.

MET - Entrenamiento sin dolor o apenas sin dolor

En la MET moderna, todavía se prefiere el entrenamiento sin dolor o sin apenas dolor, suponiendo que es posible encontrar ejercicios adecuados! Piense en una escala de dolor de 0-10, donde 0 es ausencia de dolor y 10 es el peor dolor imaginable. Sin apenas dolor se correspondería con 1-2 / 10 en la escala de dolor. Los pacientes con dolor constante tienen que moverse y hacer ejercicio, pero el dolor ha de ser aceptable. Para entender lo que es el dolor aceptable, MET utiliza el "modelo de evitación-resistencia". En este modelo, los propios pacientes deciden con cuánto dolor quieren entrenar. Las técnicas cognitivas tales como la exposición gradual y la aceptación son una parte importante del tratamiento con ejercicios para pacientes con dolor constante.

MET – un tratamiento en grupo

El tratamiento MET se puede hacer en grupos, pero cada paciente tiene su propio programa de ejercicios. Cada programa de ejercicio se adapta de forma individual de acuerdo a las necesidades de los pacientes a través del modelo biopsicosocial. El tratamiento con ejercicios realizados en grupo también es muy rentable. 5 pacientes entrenan al mismo tiempo, durante un mínimo de una hora y bajo la supervisión continua del fisioterapeuta u otro instructor cualificado. El grupo puede estar formado por diferentes pacientes. Un paciente que previamente ha sufrido un derrame cerebral leve, un segundo paciente con dolor crónico, un tercero con dolor tras prótesis de rodilla, un cuarto con un esguince de tobillo y un quinto con síndrome de dolor regional complejo.

Se pueden realizar los ejercicios MET sin equipo diseñado especialmente para tal fin

Todos los ejercicios y programas de ejercicio que utilizamos pueden realizarse sin la necesidad de equipo de ejercicio especialmente diseñado. Se puede diseñar fácilmente un programa de ejercicios para casa. Un aparato de polea por ejemplo, es sólo una cuerda que "cuelga de la pared". Todos los ejercicios que se realizan con un aparato de polea pueden ser reemplazados por una banda con un nudo atado en el extremo de la misma y luego se coloca a través de la parte superior de una puerta. MET también utiliza el propio peso corporal como resistencia, combinado con ayudas sencillas tales como toallas de mano y bandas.

Texto bajo Imagen no.1

Durante un curso MET, todos los participantes aprenden y realizan los ejercicios hasta que los integran para aplicarlos a sus propios pacientes.

Texto bajo Imagen no.2

Durante un curso MET, somos muy meticulosos para que los ejercicios se realicen correctamente en las diferentes posiciones de partida y con la resistencia adecuada.

Texto bajo Imagen no.3

Durante un curso MET, recibirás gran cantidad de material del curso, incluidos un manual del curso, manual de teoría y ejercicios en DVD.

Texto bajo Imagen no.4

Durante un MET, se utiliza equipo específico de ejercicios MET. También aprenderás ejercicios que se pueden realizar en casa. Por ejemplo, todos los ejercicios realizados con un aparato de polea, pueden ser sustituidos por con una banda de resistencia.

Contáctenos